Novelas ambientadas en Toledo

¡Feliz Día del Libro!

Hoy 23 de Abril se celebra el día del Libro y como no se puede hacer de otra forma, lo celebraremos leyendo.

La ciudad de Toledo ha servido de escenario para muchas historias literarias. Dado su pasado, su cultura, su belleza y su magia ha sido inspiración para muchos escritores. Estos son algunos ejemplos:

  • Ángel Guerra, de Benito Perez Galdós.
    Angel Guerra (1891), un hombre empeñado en un proceso de perfeccionamiento interior que, partiendo de la acción política directa, le conduce a un misticismo impregnado de sensualidad. Al hilo de esta novela magistral, cuyo marco son las ciudades de Madrid y Toledo, el arduo camino del protagonista hacia la espiritualidad refleja al tiempo el proceso de desprendimiento y distanciamiento de la realidad del genial narrador.
  • La judia de Toledo, de Lion Feuchtwanger.
    La acción transcurre en una época todavía en parte sumida en la barbarie, en la que el arrojo de aquellos nobles castellanos, fruto de una fe sin fisuras, y el ansia de matar, junto con su ilimitado orgullo, destruyeron sin remordimiento las maravillosas ciudades y reinos que otros habías creado. Sólo aquel que perciba la irresistible atracción de ese mundo de aventuras podrá entender la historia de Raquel y el rey.
  • La comunera, de Toti Martínez de Lezea.
    En el año 1517, doña María de Pacheco, descendiente de los Villena, Grandes de Castilla, queda unida en matrimonio a Juan de Padilla, un pequeño hidalgo de Toledo. Se trata de un enlace acordado por las familias y la joven María retira la palabra a su padre por haberla casado con alguien de rango muy inferior al suyo.
    Sin embargo, pronto nacerá el amor entre María Pacheco y Juan de Padilla y los dos jóvenes liderarán la revuelta de las Comunidades de Castilla, defendiendo los derechos de su pueblo contra las tropas imperiales de Carlos I .
  • El Efebo, de Joaquín Pérez-Mínguez.
     Corrían tiempos recios por España —en palabras de Teresa de Ávila—, durante la segunda mitad del siglo XVI. Las guerras mantenidas en el extranjero esquilmaban las arcas del estado; la insalubridad y las frecuentes epidemias diezmaban la población. Un poso de miseria moral y de recelo se iba apoderando de las gentes.
    En este escenario se enmarca el diario del escribano de la inquisición de Toledo, Sebastián, que constituye la presente novela. Un diario dirigido a su hija recientemente fallecida. Un diario que es, al tiempo, memoria y expectativa. Memoria de una aflicción pretérita y expectativa que se pretende hacer presente —a partir de un inesperado hallazgo—, de justicia, de belleza y de libertad.
  • Juana la reina, loca de amor, de Yolanda Scheuber.
    Toledo, 1479. Nace Juana I de Castilla, tercera hija de los Reyes Católicos. Pese a tener una esmerada educación, ni sus padres, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, ni su esposo Felipe de Habsburgo por el que sentía un amor y unos celos desmedidos, la consideraron capaz de gobernar. Relegada a un segundo plano, olvidada, su padre y su esposo ejercieron la regencia hasta que su hijo Carlos I tuvo la mayoría de edad.
    A la muerte de Felipe, su padre Fernando, para evitar que reinara, la encerró en Tordesillas en 1509 donde vivió en cautiverio hasta el día de su muerte acaecida el 11 de abril de 1555.
    Turbias pasiones, odios profundos, envidias desmedidas, mentiras infames y ambiciones descontroladas marcaron la desgraciada vida de una reina predestinada a cargar con el peso de más de doscientas coronas que la hundieron en la desesperanza, pero jamás en el olvido.
  • Tiempo de arena, de Inma chacón.
    La masonería femenina, la lucha por la igualdad y la tradición frente a la modernidad a finales del siglo XIX y principios del XX son algunos de los temas que jalonan este relato apasionante que no dejará indiferente a ningún lector.
    En el lecho de muerte, María Francisca, miembro de una noble familia de Toledo, clama desesperadamente por sus hijos. La tensión es enorme: nadie de los presentes conocía que la joven hubiera tenido descendencia. Su madre niega sus palabras, pero sus tías no dejarán de preguntarse qué hay de verdad en ellas.

Y de momento con estas novelas, ya tenéis tarea. En futuros blogs ya os iré poniendo más.

¡Feliz semana!

Si te ha gustado ¡compártelo!